El nuevo Rey de la Tierra

CAMBIO DE FUERZA GOBERNANTE
Temas de este ensayo: religión, filosofía, principios éticos, concepción del mundo.


Los textos de las bibliotecas de Ugarit
La narración que se presenta a continuación se basa en los textos de las tablillas de Ugarit, ciudad que se encuentra actualmente en Siria muy cercana al norte de Líbano.
Estos textos fueron escritos alrededor de 1400 años a.C., sin embargo, retoman historias que los especialistas consideran vienen de tiempos más antiguos y que tuvieron un largo proceso de desarrollo, inclusive se han podido rastrear hasta dos mil años a.C. Ugarit fue una ciudad de cultura cananea. Estos conceptos filosóficos religiosos estuvieron vigentes en todas las regiones de la cultura cananea fenicia.

El Dios que gobierna en la Tierra
En las narraciones de Ugarit se lee que en la actualidad el Dios de la Vida reina en la Tierra, pero que, sin embargo, no siempre fue así. En la remota antigüedad quien reinaba en la Tierra era el Mar Caótico.

El Caos gobernante de la Tierra
El desorden reinaba sobre la Tierra. Sin embargo, a través del tiempo y con el trabajo esforzado, con resolución, amor, inteligencia y creatividad, el Dios de la Vida fue tomando terreno. Impulsó la vida, las plantas, los animales sin sentido, luego a los animales inteligentes, luego a los seres humanos. Fue construyendo orden y sus acciones fueron teniendo presencia importante en el mundo.

Asamblea para cambiar de Dios gobernante en la Tierra
Ante esta nueva realidad, la Virgen, la Hija de los Dioses, visitó al Dios Padre y demandó que era tiempo de cambiar al gobernante terrenal, el Mar Caótico ya no debería ser el rey. Se reunió entonces la Asamblea Divina, estaban presentes el Dios Padre, la Diosa Madre (Reina Celestial), la Virgen, (Diosa hija, Diosa de la vida) el Dios hijo (dios de la vida), otros dioses hijos de Asherá y los mensajeros divinos (los Ángeles). La Asamblea o Convención se llevó a cabo en el monte sagrado, Lalu.

Aceptación condicionada
Se planteó la demanda de cambiar a quien gobernaba en este mundo terrenal. El Mar Caótico debía dejar el trono y subir el Dios de la Vida. Los Dioses Universales (Dios Padre y Diosa Madre), al principio dudaron sobre sustituir la vida por el caos, pensaban que las cosas habían funcionado bien durante mucho tiempo. En la Asamblea Divina, hubo argumentos a favor y en contra, finalmente se aceptó que el Dios de la Vida gobernara junto con la Diosa Hija, apoyados por la Sabiduría (Shapash) y la Creatividad (Kothar). Sin embargo el nombramiento fue condicionado, si los dioses de la vida y sus seguidores, los seres humanos, no pueden preservar la vida en la Tierra, entonces regresará a reinar el Caos, porque la responsabilidad de preservar la vida es responsabilidad de los hijos de los dioses y no de los dioses universales. 

Un rey déspota
De esa manera se sustituyó al Rey de la Tierra, pero el Rey del Mar Caótico, no aceptó la resolución y retó a los dioses y retó a a la asamblea. El Mar Caótico, era autoritario, déspota y grosero. Sus mensajes quemaban como fuego, sus palabras herían como espadas. El Mar y sus mensajeros cuando hablaban con el Dios Padre no lo reverenciaban, no respetaban a la Asamblea Celestial. Se quedaban de pie vociferando, amenazando, imponiendo, respirando con altanería. Dioses y hombres les temían. Todos bajaban la cabeza cuando los escuchaban llegar. El Rey Mar Caótico y sus mensajeros no tenían respeto ni por los dioses ni por las personas.

La rebelión
El Dios de la Vida, dios de los humanos, se rebeló contra el déspota, no soportó tal situación.


"De ira se puso lívido el Príncipe.
Y dijo a todos:
¡no bajen la mirada!, ¡levanten sus caras¡,
¡que yo voy a ser quien responda a los mensajeros del Rey Mar!".

Lucha contra el Mar Caótico
El Dios de la Vida se enfrentó a los mensajeros del Mar Caótico y los venció.


"A los que son como el Mar Caótico,
a los déspotas, prepotentes, presuntuosos, 
a los atacantes, a los destructores, a lo sicarios,
combatirá el Señor, el Dios de la Vida".

"Hay algo más que abomina el Dios de la Vida:
la grosería y falta de respeto,
comer de manera inmunda, beber de manera abominable,
la desvergüenza, la lujuria y la lascivia con esclavas
que el Mar y sus seguidores promueven".

Al ver que sus vasallos fueron derrotados se presentó directamente el Mar Caótico y comenzó la lucha contra el Dios de la Vida. Al enfrentarse estas dos fuerzas cósmicas el cielo y la tierra se estremecieron.


"Príncipe, Señor, a tus enemigos debes vencer,
toma posesión de tu reino eterno,
toma posesión de tu dominio por los siglos de los siglos"

El Dios de la Vida tuvo apoyo de la Diosa Virgen (diosa guerrera y amorosa), de Shapash (la sabiduría) y de Kothar (la creatividad y la magia). El Dios de la Vida recibe de Kothar armas letales, mazos mágicos que se transformaban en aquello que se necesitaba para atacar al Mar Caótico. Los Dioses de la Vida lucharon contra el Mar Caótico y contra sus sietes calamidades. Los dioses de la Vida vencieron a sus adversarios, hicieron a un lado al Mar Caótico para que los hijos de los dioses de la tierra pudieran tener paso y desarrollarse. Para que los humanos vivieran en la Tierra sin tener que bajar la cabeza ante el déspota, para que pudieran tomar posesión de su tierra.


Los siete enemigos a derrotar
Los Dioses de la Vida se enfrentaron y derrotaron a las siguientes siete fuerzas, todas expresiones del Caos en general y del Mar en particular (el Mar es una expresión de Caos).
El Mar Caótico, siempre acechante debe mantenerse bajo control.
El Río, gobernante caótico.
El Dragón.
La Serpiente Tortuosa: Tunnán (Leviatán). El monstruo marino de siete cabezas.
El Ternero divino, novillo divino: Atik el rebelde.
La impulsiva Arish, una planta salvaje posiblemente una vid.
La Perra divina.
El ente del fuego y la llama. El nombre de este ente es Zebub (Coogan) o Dubub (Del Olmo).

El desierto
El Dios de la Vida venció al Mar Caótico, sin embargo, había más retos, aún no tomaba el poder. El Desierto subió al trono y los seres humanos padecían de sequía y falta de alimentos.
La gente esperaba ser salvada por el Dios de la Vida porque podía hacer que de la tierra brotara todo aquello que los humanos necesitaban pero la promesa de ofrecer una tierra fértil no podía cumplirse hasta que tuviera un espacio propio, una casa desde la cual pudiera gobernar y prodigar todos sus beneficios. En este contexto se entiende como casa tanto el lugar donde habita como el palacio y el templo, desde donde tomaría posesión de la tierra para gobernar:

"La lluvia de los cielos no cae,
los torrentes están secos,
Pero el Señor hará llover,
llenará los valles con miel,
y su voz sonará en las nubes,
y alumbrará la tierra con su luz".

¿Qué significa el desierto?
De acuerdo con estos textos, el Desierto lo representa Athar. Este dios intentó establecerse como fuerza gobernante en la Tierra cuando el Dios de la Vida estaba en situaciones desventajosas. Entre estas situaciones se identifican dos: la primera, cuando el Dios de la Vida no tenía una casa desde la cual gobernar y proporcionar sus beneficios a la gente y demás seres vivientes, y la segunda, cada vez que el Dios de la Vida está en lucha contra los ataques de la Muerte. En todos los casos Athar es una fuerza secundaria, incapaz de gobernar, pues nunca tiene los alcances y el poder del Dios de la Vida y cuando reina los humanos no reciben beneficios, al contrario, sufren.

En las ocasiones en que Athar subió al trono:

Los pies le colgaban,
la cabeza nunca alcanzó la corona,
y reconociendo sus limitaciones, descendió del trono.

La Ciudad de los Dioses
Las fuerzas cósmicas, cuando se asentaban en la Tierra, habitaban en las alturas, es decir en montes y montañas donde construían sus casas. Esta ciudad estaba formada por las siguientes montañas:

Las Alturas en donde moran los dioses
Morada de El: la fuente de los dos raudales, el seno del venero de los dos océanos.
El Monte Kas: morada de El.
Hurshana, Hashu: otros nombres para el monte Kas.
Montaña Lalu: sede de la Asamblea Celestial.
Morada de Asherá: morada de la Diosa Madre y de las novias gloriosas.
Inbub: morada de Anat, los Diosa Virgen.

En esta Ciudad de los Dioses faltaba construir la casa del Dios Hijo ahora rey de la Tierra, y se mandó construir en el Monte Safón.

Monte Safón o Sapón: se le otorgaron los siguientes títulos, morada del Señor, el Santuario, el Lugar de la Delicia, la Cumbre del Triunfo, el Monte de su Heredad, el Monte de mi Posesión.

Celebración de la construcción de la casa del Dios de la Tierra
Se celebró el ungimiento del nuevo rey de la Tierra. Al ser electo se le mandó construir un palacio, pues no hay señor sin palacio. También hubo poesía y canto:

“Los escuderos, el batallón del Guerrero,
se apresuraron a construirle su palacio.
Marcharon al Líbano y a sus bosques,
al Sirión, codiciado por sus cedros.
¡Oh, sí, el Líbano y sus cedros,
el Sirión codiciado por sus árboles”

Monte Líbano y Monte Sirión
De acuerdo con esto se mencionan dos lugares, el Líbano y el Sirión, ambos codiciados por sus árboles. Es posible que esto corresponda a los nombres antiguos de las dos cordilleras que hoy conocemos como Líbano y Antilíbano y que a partir de ello los países aledaños se llamen Líbano y Siria.

Lucha contra la Muerte
Después de derrotar al Mar Caótico, a los monstruos y calamidades, los dioses de la vida (el Hijo de Dios y la Virgen), tuvieron que enfrentar a la Muerte, quien también quería reinar sobre la Tierra. La Muerte no estuvo de acuerdo que reinara el Dios de la Vida y lo retó. La lucha fue grande. En algún momento la Muerte propuso al Dios de la Vida, dejarlo reinar a cambio de sacrificar a los humanos, pidió que le entregaran a toda la humanidad, el Dios Hijo no aceptó pues los humanos son razón fundamental de su reino.


"No te regalaré mi reino".

Continuó la lucha, el Dios Hijo fue derrotado, se sacrificó por los humanos y fue llevado al inframundo. El Dios Padre y la Virgen lloraron. Los humanos sufrieron. El Desierto volvió a reinar. Sin embargo, la Diosa Hija, viajó al inframundo y derrotó a la Muerte, el Dios Hijo regresó para reinar.

Un solo dios, rey de la Tierra
Los textos de Ugarit (1400 a.C.) dicen:

"El hijo de Dios reina,
reina en la tierra por los siglos de los siglos.
Este es su reino eterno".

Aunque la Diosa del universo tenga numerosos hijos, en la tierra reina sólo uno, el Rey de dioses y de humanos.

“Yo soy el único que reinará sobre dioses y humanos,
… el que saciará a las multitudes de la tierra”.

"Ningún otro rey o no rey, impondrá su poder sobre la tierra".

"Nadie puede imponer su poder sobre la tierra, sea rey o no sea rey".

De acuerdo con estos textos, hay que resaltar que si bien el Dios de la Vida, es el único dios que reina en la Tierra, no es el único dios en el universo, tiene a su acompañante y pareja la Virgen, y participa de la Asamblea Divina con el Dios Padre, la Diosa Madre y los otros miembros de la Asamblea Celestial. La Convención de los Elohim (los dioses). Aquí se reitera la importancia de las asambleas para evitar la imposición autoritaria.

Celebraciones de vida y renacimiento
El Dios de la Vida enfrentó muchos retos, venció, fue derrotado, llegó al inframundo y renació para reinar. Con base en esto, los fenicios celebraban cada año el renacimiento del Señor, el Rey de la Tierra y alababan la protección y el amor de la Diosa de la Tierra, la Virgen.


"Nuestro rey es el Todopoderoso,
es nuestro Juez, no hay quien lo supere".

"Todos, vengan, venid".

"Todos le llevaremos su copa,
lo obsequiaremos
celebraremos y compartiremos
con carne, con pan y con vino".

"En torno tuyo están los dioses,
en torno tuyo están los hombres".

Una lucha diaria
De acuerdo con la filosofía derivada de estos planteamientos, en este mundo la derrota de los enemigos y fuerzas cósmicas, no es completa, sólo es parcial. El Caos, la Muerte y sus mensajeros siempre están acechando. La fuerza de los Dioses de la Vida y de los humanos que los siguen radica en el esfuerzo diario, en la renovación y el renacimiento. Saben que en algún momento todos los seres vivos serán vasallos de la muerte pero mientras duren los tiempos no le regalarán su reino.

CUALIDADES DE LOS DIOSES.
Dioses universales
Dios Padre. El: el Benigno, el Entrañable, el Misericordioso, el Toro, Padre de los dioses, Rey del universo, Padre de años, Creador de las creaturas, Creador del cielo y de la tierra.
Madre Celestial. Asherá: Madre de los dioses, Gran Dama, Señora del Mar (Maryam). Otros nombres: Elat, Lilit.
Dioses terrenales
Dios Hijo. Baal: el Todopoderoso, Auriga de las nubes, Jinete de las nubes, Hijo de Dagón, Hadad, el Victorioso, Príncipe, Señor de la Tierra, Dios de la Vida. Señor, Nuestro Señor. Adonai.
Diosa Hija. Anat: la Pretendida de los pueblos, la Protectora de los pueblos, la Virgen, la Doncella, la Niña, la Joven. Diosa del esfuerzo y del amor.
Astarté: otro nombre de Anat. También llamada: "Siempre junto al Señor" o "Siempre nombrada junto al Señor".
Dioses del Caos
El Mar Caótico. Yam: amado de El, Príncipe Yam, Juez del rio, Soberano de los ríos. Un gobernante desordenado y grosero.
Yaw: otro nombre de YAM.
La Muerte. Mot: Príncipe del Inframundo. Rey del Río Fangoso.
El Desierto. Athar: dios que intentó gobernar, no era una fuerza malvada, pero dadas sus limitaciones, era más bien incapaz de producir abundancia y beneficios, siempre se quedaba corto en sus acciones y, aun sin ser su intención, provocaba sequía y esterilidad en la tierra así como sufrimiento para las personas y para los seres vivos. No fue apto para reinar y tuvo que renunciar.

SANTUARIOS
Los templos, eran la Casa de Dios. Se usaban dos términos según sus características:
BT’L. Bet El. Bet: casa, El: Dios. Betel: Casa de Dios. Casa de piedra, para asentamientos fijos. De aquí deriva la palabra betilo. Los fenicios no adoraban las piedras sino que llegaban a orar en el templo de piedra o en espacios abiertos donde una piedra indicaba que ahí era un lugar sagrado.
HT´L. Hot El. Hot: casa rural o tienda de campaña, El: Dios. Hotel: Casa de Dios. Tienda de campaña, para asentamientos que cambian de lugar, usadas en el campo o por los nómadas. En la antigüedad los viajeros y peregrinos llegaban a los templos para ser hospedados. Se alojaban en tiendas de campaña llamadas Hot o Hut y debido a que estaban en los templos se les llamó Hot El, tienda (casa) de Dios, de ahí deriva la palabra actual de hotel (Concepto aportado por lector contribuyente de Marruecos).

La palabra Hot, también dio origen al nombre de Egipto: HT K’ PTH, Hot Ka Ptah, la Casa de la Fuerza de Dios (Ptah).


Este ensayo:
El Nuevo Rey de la Tierra
Sergio Bojalil - Parra.
Educein, S.C.
fenicia y mas.blogspot.com

REFERENCIAS
Esta narración es una interpretación del texto de la Tablilla KTU.VI., conocida como "El Ciclo de Baal". Proviene de la Ciudad de Ugarit (hoy en día en Siria), de cultura cananea. Fue escrita aproximadamente en 1400 a.C. en alfabeto cuneiforme. Encontrada en los restos de la biblioteca del Palacio Real. El escriba fue Ilimiku de Shubbani. La información fue dictada por Attanu Purlianni, sacerdote en jefe, pastor en jefe. Con el patrocinio de Niqmaddu, Rey de Ugarit, Maestro de Yargub, Señor de Tharumaní. Traducida por Gregorio Del Olmo Lete y publicada en Del Olmo Lete, Gregorio. Mitos, leyendas y rituales de los semitas occidentales. Pliegos de Oriente, Serie: Próximo Oriente. Edicions de la Universitat de Barcelona. Editorial Trotta, S.A. 1998. Madrid, España.

OPINIÓN DE LOS EXPERTOS
sobre la religión cananea y su influencia en las religiones actuales.

Michael David Coogan
Profesor de Estudios Religiosos. Stonehill College, North Easton Massachusetts.
"La Biblia contiene muchas referencias a la religión cananea, pero no es de sorprender que estas referencias sean hostiles y por lo tanto estén distorsionadas. Ahora con el descubrimiento de Ugarit y de sus miles de textos, tenemos una fuente extensa y primaria para estudiar la religión cananea".
"Los cananeos nunca se organizaron en una unidad política única, sin embargo, las ciudades estado relativamente independientes, tales como Ugarit, Biblos, Sidón, Tiro, Siquém y Jerusalén tenían un lenguaje y una cultura común a la cual le llamamos cultura cananea".
"Las características del dios de Israel es una composición (una reunión de las características de El y Baal), mientras que Yahweh es principalmente una figura de El, muchas de las imágenes y formulas que lo distinguen de El están adoptadas de la teología de Baal".
"Los motivos cananeos los encontramos en todas partes de la Biblia. Lo más significativo es la fusión del lenguaje de Baal y el lenguaje de El en las descripciones de Yahweh y de su actividad. El dios de Israel puede que sea especial, pero las fórmulas que Israel expresó para entenderlo no lo fueron".

Mark S, Smith
Investigador erudito y profesor en temas bíblicos. Actualmente es titular de  la Cátedra de la Biblia y de Estudios del Medio Oriente Antiguo en el Departamento de Estudios Hebreos y Judáicos de la Universidad de Nueva York. 
"Muchos temas centrales del Ciclo de Baal han disfrutado de una larga permanencia después de la desaparición del antiguo Ugarit. Muchas escenas típicas y fórmulas literarias del Ciclo de Baal las encontramos en la Biblia. Aparecen en los textos bíblicos temas característicos asociados a Baal, Yam y Mot, pero también los nombres, títulos y casas de estos dioses están remodelados en la descripción del cosmos bíblico y de Yahweh, el dios de Israel. Esto sugiere que el material tradicionalmente asociado con Baal se aplicó, más adelante en el tiempo, a Yahweh. Las representaciones de las deidades y sus rasgos, reflejados en el Ciclo de Baal, pasaron a la cultura del antiguo Israel y luego a las tradiciones posteriores judías y cristianas". 
"El mensaje de paz de la noche de Navidad, el banquete Celestial, la concepción de dios como Padre, la bestia de la Revelación, .., la Asamblea Divina dirigida por dios Padre, las visiones proféticas y apocalípticas..., y muchas otras características comunes del Nuevo Testamento y de la literatura rabínica tienen su raíz en una larga historia que incluye el Ciclo de Baal. En suma, las formas iniciales de muchos conceptos religiosos estructurales de la civilización occidental se pueden encontrar en el Ciclo de Baal".


BIBLIOGRAFÍA
Ciclo Canónico de Baal, en Del Olmo Lete, Gregorio. Mitos, leyendas y rituales de los semitas occidentales. Pliegos de Oriente, Serie: Próximo Oriente. Edicions de la Universitat de Barcelona. Editorial Trotta, S.A. 1998. Madrid, España.
Baal, en Coogan, Michael David. Stories from Ancient Canaan. The Westminster Press. USA. 1978.
The Baal Cycle, por Smith, Mark S. en Parker, Simon B. Ugaritic Narrative Poetry. Society of Biblical Literature. Writings from the Ancient World Series. USA. 1997.

OTROS TEMAS RELACIONADOS
RELIGIÓN, DIOSES Y CREENCIAS FENICIAS

1 comentario:

Estimado lector: gracias por escribirnos. Los comentarios no aparecen en esta entrada de manera inmediata, pueden tardar varias horas, debido a que pasan por un proceso de moderación. Todos los comentarios son recibidos excepto aquellos que contienen expresiones inadecuadas. Si hiciste una PREGUNTA puedes encontrar la respuesta aquí en esta entrada o en la pestaña superior de FORO FENICIO: COMENTARIOS, OPINIONES Y PREGUNTAS.